El reto del cobro de deudas en la distribución de alimentación y bebidas

el reto del cobro de deudas en la distribución de alimentación y bebidas - PCCOM

El reto del cobro de deuda

Hoy quiero compartir contigo, algunas técnicas que puedes emplear para mejorar el reto del cobro de deudas en la distribución de alimentación y bebidas y poder cobrar deuda atrasada de clientes a los que sólo les permites comprar al contado para evitar que su deuda aumente.

¿Quién no tiene clientes que nos deben facturas pero a los que seguimos vendiendo al contado?, es decir, le cobramos al dejarles la mercancía. Le seguimos sirviendo, pero la deuda sigue estando ahí, sin poder hacer nada, sin poder cobrarla.

En Pccom, con nuestro ERP Vertical para Distribución de Alimentación y Bebidas, disponemos de medios para salir airoso en «el reto del cobro de deudas» y así evitar ese dolor de cabeza que supone tanto para ti, como Distribuidor, como para el cliente que te adeuda.

Importe fijo pactado

Nuestra propuesta es que negocies con tu cliente que te devuelva la deuda poco a poco, con un importe fijo pactado. De manera que, con cada nuevo pedido, se abonará la factura de la mercancía que le estamos dejando en ese momento, más un importe pactado de la deuda atrasada.

Estos importes son de un valor proporcional a la deuda (no es lo mismo quién te debe 15000€ que quien te debe 3000€) y por supuesto debe ser una cantidad a la que tu cliente pueda hacer frente sin ningún problema.

Deben ser cantidades para las que no tenga ningún argumento para no poder pagarlas. Hablamos de cantidades como 25€, 50€, 100€ o más dependiendo del cliente y la deuda. Los clientes que de verdad tienen la intención de ir liquidando su deuda no te pondrán ningún reparo a tu propuesta.

Este sistema es más fiable si no dependemos de que el repartidor se tenga que acordar de realizar este cobro, así como la persona de administración de grabarlo en el ERP. Cuando funcionamos sin automatizar, dependemos de listados y apuntes manuales, y esa sobrecarga de trabajo puede hacer que esta solución no te resulte tan atractiva, o que directamente la descartes.

Los clientes que disponemos en Pccom les funciona muy bien, porque les sale automáticamente en la factura de cada servicio el total de la factura y el total a liquidar. De esta manera el repartidor no debe acordarse de nada.

Posteriormente, en el proceso de liquidación automático del repartidor, el importe cobrado se da de baja en la o las facturas pendientes de cobro más antiguas automáticamente, sin tener personal dedicado a ese proceso.

Como ves, implantarlo no supone ningún esfuerzo adicional para nuestro repartidor ni para nuestra administración. Así, resulta más interesante implementar este proceso, y no tendrás rechazo por parte de tu personal.

Con esta simple gestión, se están liquidando deudas de más de 4000€ por cliente que antes estaban enquistadas.

Porcentaje de la factura

Existe un segundo sistema que consiste, en vez de cobrar un fijo por entrega como en el método anterior, cobrarle un porcentaje de la factura que le servimos.

Por ejemplo, pactamos que le cobramos un 10% adicional en cada factura (sobre el importe de cada factura que le entreguemos). Supongamos que hoy le servimos género por valor de 50€, entonces tendría que pagar los 50€ + 5€ a cuenta de recibos pendientes de cobro, total 55€. De esta manera, si la factura es mayor, el importe a saldar antiguo será mayor.

Este método es «más justo» con el cliente, ya que si entregas mercancía por valor de 5000€ , la deuda a saldar es mayor que si entregas mercancía por valor de 50€.

técnicas de cobro de deuda antigua en la distribución de alimentación y bebidas - pccom

Tranquilo, la factura no se modifica

Por supuesto, en ninguno de los métodos el importe de la factura cambia. El importe de la factura es el que corresponde por la mercancía servida, solo que sale un texto adicional en ella, donde especificamos cobro de deuda, cuánto dinero en total debe entregar a nuestro repartidor. 

Estos sistemas, no son excluyentes entre ellos, sino todo lo contrario. Podríamos aplicar a unos clientes un importe fijo y a otros aplicarles un porcentaje, porque no todos los clientes son iguales. Cuanto más azúcar, más dulce 😉

Conclusión

Si usas algún otro método para mejorar el cobro de deudas, cuéntamelo, me encantaría conocerlo.

Debes saber, que algunas ideas que os contaré en próximos artículos son pensadas por nosotros, pero la mayoría son de la comunidad de empresas de distribución que tenemos detrás como clientes.

Trabajar en exclusiva con distribuidores de alimentación y bebidas hace que siempre estemos innovando en gestión porque son muchísimas cabezas pensantes y todas ellas en la misma dirección.

Reflexión extra

Quiero aprovechar para dejaros una reflexión sobre la que ya hablamos en un artículo anterior, sobre la importancia de automatizar los procesos que implementemos.

En muchas ocasiones me he encontrado clientes que han desechado sistemas de trabajo porque los han probado y no les han funcionado, pero la realidad es que no les funcionaron porque eran procesos que resolvieron manualmente, sin ayuda de la informática. Más tarde, volvieron a probar el mismo sistema, pero perfectamente implementado y, los tiempos y la seguridad eran radicalmente mejores.

El ejemplo que te he puesto hoy no es el más llamativo pero es válido para ver esas diferencias. En futuros artículos te mostraré otros mucho más llamativos.

Espero que te haya gustado!!

Te espero en el siguiente artículo.

Leave a Reply