Estrategia SEO para empresas B2B: densidad de palabra clave

SEO para empresas B2B / B2C

Cuando disponemos, dentro de nuestro negocio de Distribución de Alimentación y Bebidas, de un ecommerce B2B / B2C, no debemos de conformarnos con disponer de él y dejar que nuestros clientes “nos encuentren”. Hay varias estrategias que debemos seguir para posicionar nuestra web en las primeras posiciones de los buscadores y así ser encontrado por aquellos clientes que no nos conocen, o que resultan inalcanzables. A estas estrategias las denominamos «estrategias SEO». 

Hay muchas, y muy interesantes, y todas son necesarias y se complementan entre sí, pero las iremos desarrollando en próximos artículos para que las tengáis claras a la hora de aplicar vuestras estrategias. Hoy os voy a hablar de una de ellas, en concreto de un concepto denominado “densidad de palabra clave” o densidad de las keywords y trataremos de explicar cómo afecta al SEO de mi página o web.

Para el que no conozca el término “palabra clave” en marketing, brevemente explicaré que se trata de la palabra o frase usada por un usuario al realizar una búsqueda en internet.

Interesante, ¿verdad? Si logro saber lo que los usuarios buscan en internet, y logro que Google posicione mi artículo de los primeros en sus búsquedas, tendré más fácil conseguir que el artículo sea leído por personas que se sienten interesadas en este tema. Saber posicionar un artículo correctamente lo dejamos para otro momento, ya que hay varios factores, como hemos comentado anteriormente, que influyen en el posicionamiento de nuestro artículo dentro de una intención de búsqueda, y en estos momentos me quiero centrar en uno de ellos, como es la “densidad de palabra clave”.

¿Qué es la densidad de palabra clave?

Como su nombre bien indica, la densidad de palabra, se corresponde con el número de veces que aparece dicha palabra o frase en el contenido de un artículo o página. Este número suele expresarse en porcentaje (%), y se calcula dividiendo el número de veces que se ha incluido dicha palabra o frase, entre el número total de palabras que contiene el artículo.

Densidad = ( Número de veces que aparece la keyword / Número total de palabras ) * 100

Viendo lo que hemos explicado anteriormente, y pensando que Google va a posicionar mejor nuestro contenido si la densidad de la palabra clave es alta, podríamos pensar en añadirla tantas veces como queramos en nuestro artículo.

Estamos equivocados. Esto era así hace unos años, y Google sí que tenía en cuenta el número de veces que aparecía, y posicionaba mejor estos artículos dentro de su algoritmo.

¿Qué consiguió esta decisión de Google? Llevó a los profesionales de SEO y administradores a introducir las palabras claves sin sentido alguno, dentro de sus artículos, consiguiendo textos poco naturales y poco agradables de leer. A esta técnica se le llamó Keyword Stuffing. Google lo detectó y comenzó a modificar su algoritmo de búsqueda, y penalizar este tipo de acciones.

A raíz de ahí apareció en marketing, el concepto de “Densidad de palabra clave”, que consiste en buscar el equilibrio en un artículo, buscando el posicionamiento de dicha palabra aplicando un uso natural dentro del texto.

Sencillo, ¿verdad? Hay que tratar de utilizar nuestra palabra clave lo suficiente, sin abusar, para que Google no nos penalice, pero tampoco usarla pocas veces, ya que no conseguiríamos posicionar bien nuestro contenido.

Veámoslo con un ejemplo que a lo largo del artículo iremos completando hasta dejarlo óptimo para Google:

Supongamos que tenemos una empresa que se dedica a la Distribución de Alimentación y Bebidas, y en nuestra web, queremos escribir un artículo que hable de Jamón Ibérico PCCOM.

¿Cuál sería nuestra palabra clave? “Jamón Ibérico PCCOM” 

Recordar que no tiene por qué ser una palabra, puede ser un conjunto de palabras y que éstas formen la palabra clave. Ya hablaremos de esto en otro momento. 

Una vez terminado el artículo, nos damos cuenta que tenemos un artículo de 600 palabras, y hemos colocado nuestra “palabra clave” únicamente 2 veces.

Aquí nos encontramos con 2 problemas, por un lado, el artículo, que ha sido escrito de forma natural, no hemos visto manera de insertar más veces nuestra palabra clave, con lo que todo lo que sea añadirla en el texto, sería muy forzado y con poca calidad lectora. Pero si lo dejamos así, es muy pobre para que los motores de búsqueda de Google lo ubiquen en un tema y le den la importancia que nosotros deseamos.

¿Cómo podemos solventar este dilema?

Aquí es donde entra en juego lo que yo llamo “complementación” de la densidad de la palabra clave en los textos.

densidad de la palabra clave para empresas de distribución de alimentación y bebidas - B2B - B2C - PCCOM

Complementación de la densidad de la palabra clave

Si quieres que Google busque e indexe tu contenido, no te debes de quedar en utilizar la palabra clave únicamente en el texto del artículo, porque puede ocurrir como en nuestro ejemplo y tener que forzar los textos para dar a entender a Google, qué es lo que queremos posicionar.

¿Dónde puedes añadir tu palabra clave?

Es muy importante saber que los motores de búsqueda de Google, no sólo leen el texto que publicas. Hay varios sitios de tu artículo que son importantes y se tienen en cuenta para clasificar el contenido. Vamos a repasar los más importantes:

  • Título del post: Es importante que contenga la palabra clave y éste no deje lugar a dudas de lo que se va a desarrollar a continuación. Algunos expertos se atreven a decir que tiene tanta o más importancia que su propio contenido.
    En nuestro caso, por ejemplo, podríamos titular el post: “Lugares donde tomar un buen Jamón Ibérico PCCOM”, o “Elaboración del Jamón Ibérico PCCOM”, dependiendo de cómo hayamos enfocado el artículo.
  • URL donde dirige el contenido: Práctica importante para dar a conocer a los motores de búsqueda lo que van a encontrar a continuación. Además aconsejaría que no fuera muy larga.
    En nuestro caso, por ejemplo podría ser:
    URL: miweb.com/lugares-para-tomar-jamon-iberico-pccom
  • Nombre de las imágenes: En otro momento comentaremos la importancia de añadir imágenes a nuestros artículos. Pero además de esta práctica, es importante que las imágenes que se añadan, tengan relleno el atributo ALT, que es el texto que Google mostrará cuando el navegador no pueda cargar la imagen.
    Los motores de búsqueda la utilizan para clasificar la imagen, con lo cual, es otro punto a tener en cuenta para incluir nuestra palabra clave.
    En nuestro ejemplo, si añadimos una imagen de nuestro “famoso” Jamón Ibérico donde se ve cortando y loncheando, el atributo ALT, podría ser “Proceso de Loncheado del Jamón Ibérico PCCOM”
  • Palabras relacionadas semánticamente (Keyword Clustering): Es una buena práctica que aconsejo. Google lo recomendó hace años para mejorar el aprendizaje automático de sus motores de búsqueda, y aunque no está totalmente demostrado, utilizar este tipo de palabras de forma natural, además de ayudar a evitar el ya mencionado Keyword Stuffing, conseguiremos hacer entender mejor nuestros textos.
    En nuestro caso, si estamos hablando del “Proceso de elaboración del Jamón Ibérico PCCOM”, hablar de términos como “maduración del jamón”, “conservación del jamón” o “denominación de origen” ayudará a su posicionamiento.

Conclusión

Visto todo lo que hemos explicado en este artículo, podemos concluir que, aunque Google ha dejado de dar importancia a las veces que se introduce una palabra clave en un artículo, trabajando de manera natural la “densidad de palabra clave”, nos ayudará a elaborar textos originales, evitar la sobrecarga de palabra, y ayudará a los motores de Google a indexar correctamente nuestro contenido.

Os animo desde aquí a desarrollar vuestros artículos del blog siguiendo estas pautas, y a escribirme vuestros resultados o dudas al respecto en los comentarios. Estaré encantado de leeros y ayudaros si lo necesitáis.

Leave a Reply