Qué son las palabras clave long tail y cómo aplicarlas en nuestra tienda online

Hoy os quiero contar uno de los factores en SEO importantes para obtener buenos resultados en las búsquedas de Google. Días atrás os comenté la importancia de la densidad de palabra clave y la importancia que esto adquiere para crear contenido en empresas B2B, pero hoy os quiero hablar de algo que complementa a lo anterior y que debemos tener en cuenta a la hora de crear contenido que posicione correctamente en los buscadores como Google, como es el factor llamado palabras clave long tail en SEO o también conocido en castellano como “palabras clave de cola larga”. 

Estoy seguro que después de esta lectura, entenderéis este concepto y estaréis dispuesto a utilizarlo en vuestra estrategia para posicionar correctamente vuestra tienda online B2B, B2C en el negocio de Distribución de Alimentación y Bebidas.

Antes de abordar el tema, creo necesario aclarar algunos conceptos o cuestiones estratégicas, que nos servirán para saber dónde estamos y qué es lo que queremos conseguir.

¿A quién queremos atraer?

Lo primero de todo, aunque parezca obvia la pregunta, debemos saber qué es lo que queremos lograr. Parece sencillo, pero párate a pensar, y verás como te entran las dudas cuando te plantees las siguientes preguntas…

¿Qué clientes queremos atraer? ¿Cuál es el objetivo? ¿Qué ofrecemos para convencerles de nuestros productos? ¿Queremos sólo informar?

Este tipo de preguntas son necesarias tenerlas claras desde el principio, ya que dependiendo de la contestación, la estrategia de palabra clave puede cambiar.

En el mundo de la Distribución de Alimentación, como en cualquier otro sector, es necesario definir y analizar, qué palabras clave debemos presentar a Google. ya que éstas serán las que se visualizarán en las búsquedas de nuestros clientes o leads. Dichas palabras claves pueden ser solas o acompañadas, pero un estudio minucioso, nos ayudará a conseguir nuestros objetivos.

Una vez conocidas las palabras clave, debemos ser conscientes en cuáles de ellas debemos competir y en cuáles no es necesario, para por último, encajar dichas combinaciones de palabras en nuestra web o B2B. 

Os pongo un ejemplo de ello:

Supongamos que queremos posicionar en Google nuestro B2C que se dedica a la distribución de productos de bebidas, entre otros, y para empezar queremos posicionar nuestro catálogo de vinos con Denominación de Origen Alicante (DOP).

¿Qué buscarán nuestros futuros clientes? ¿Qué esperan encontrar estos clientes?

Lo primero de todo, es tener claro que no debemos perder el tiempo en querer posicionar palabras clave con poco interés para nuestro negocio, y a esto me refiero a palabras clave como “vino embotellado en Alicante”. Es una búsqueda poco precisa y poco orientada a nuestro cliente objetivo. Estas palabras no harán más que atraer clientes que no tienen interés en comprar y aumentará el efecto rebote en nuestra web, muy penalizado por Google.

Parece más interesante posicionar palabras clave como “vinos con denominación de origen Alicante”, o “tipos de vino con Denominación de Origen Alicante”. Básicamente porque esta combinación tiene pinta que va a ser buscada por nuestros futuros clientes.

¿Véis la diferencia? Hay que conocer la intención de búsqueda de nuestros clientes, para posicionar nuestros productos y artículos acorde a dichas búsquedas.

La primera búsqueda está más orientada a negocios relacionados con bodegas o ventas de botellas de vidrio, mientras que la segunda búsqueda, está más orientada a nuestro negocio de distribución de dichos vinos. Ambas trabajan con “casi” las mismas palabras, pero la intención de búsqueda es diferente y los clientes interesados en ellas también.

Huir de palabras clave genéricas

Por otro lado, si queremos obtener buenos resultados, debemos huir de palabras clave genéricas, ya que el reto de conseguir aparecer en primeras posiciones es muy grande.

Volviendo a nuestro ejemplo anterior, no tiene sentido querer aparecer en las primeras posiciones para palabras de búsqueda como “vino” o “vino tinto”. Estas intenciones de búsqueda son muy genéricas, y posiblemente, las personas que hagan este tipo de búsquedas, su fin no sea comprar un vino de Alicante, sino más bien, saber la definición en la Wikipedia, o pueden ser estudiantes que quieran saber el proceso de fermentación del vino.

Posicionamiento long tail en SEO

Según los 2 conceptos aclarados anteriormente parece claro que nuestras palabras clave van a ser palabras claves poco genéricas y muy orientadas a la intención de búsqueda de nuestros clientes, a los que conocemos y sabemos lo que buscan.

Dicho esto, volvemos a la pregunta inicial:

¿Qué tipo de clientes queremos atraer? Dicho de otro modo y trasladado al SEO de mi web, ¿qué palabras clave quiero posicionar?

Ahora está más claro, ¿verdad? Debemos posicionar muchas palabras clave menos importantes, más que en pocas palabras clave muy importantes.

Esto es lo que se llama la técnica de palabras clave long tail en SEO y se ilustra en la siguiente imagen.

Qué son las palabras clave long tail y cómo aplicarlas en nuestra tienda online


Veamos esta técnica trasladada a nuestro ejemplo. 

En vez de querer posicionar tu tienda B2C con la palabra clave “vino”, que es una palabra clave muy competida y con cientos de búsquedas de personas de todo tipo, busca una palabra clave más descriptiva como “distribución de vinos con denominación de origen Alicante” ya que ésta tiene menos búsquedas y será más fácil posicionar. 

Otra opción interesante, igualmente aplicada para esta técnica tan valiosa en SEO, es posicionarte como distribuidor de la zona y aprovechar esto para añadir a tus “palabras clave objetivo”, y si tu negocio está en Madrid y vas a vender vinos con DO Alicante, parece correcto e inteligente, que los clientes de Madrid hagan esta intención de búsqueda “distribuidor de vinos con denominación de origen Alicante en Madrid”. Así pues, aprovecharemos estas búsquedas para posicionar nuestra tienda online en estas intenciones de búsqueda.

Si nos fijamos en la imagen anterior, se puede apreciar que palabras con muchísimas búsquedas, normalmente tienen mucha competencia, mientras que palabras con menos búsquedas, al tener menor competencia, son más adecuadas para posicionarse en Google. Resumiendo de nuevo, a esto le llama long tail en SEO.

Lo ideal es encontrar combinaciones de palabras clave, que tus clientes potenciales buscan, pero que la competencia todavía no haya saturado. Esta es la clave del éxito por ejemplo de Amazon.

¿Qué técnicas utilizo para buscar palabras long tail?

Existen muchas herramientas que te ayudarán a saber si la palabra clave “long tail” está siendo buscada por los clientes. Las hay de pago, y muy buenas, como SEMrush o Ahrefs, pero también las hay gratuitas y técnicas que nos ofrece Google, y son en las que nos vamos a centrar.

  • Sugerencia de búsquedas de Google

Como lo que pretendemos es usar una estrategia long tail. ¿Por qué no usar esta opción que nos brinda Google?

Basta con escribir la palabra clave y esperar a que nos muestre una lista de sugerencias.

Ejemplo de cómo Google sugiere palabras long tail y cómo aplicarlas en nuestra tienda online.
  • Búsquedas relacionadas de Google

Seguimos con todo lo que nos ofrece Google. En este caso, vamos a ver las “pistas” que nos deja con nuestra palabra clave objetivo.

Podemos fijarnos en las búsquedas relacionadas de Google. Son búsquedas de otros usuarios basadas en la que has realizado tú y nos pueden servir como sugerencias a tener en cuenta.

  • Google Trends

Permite conocer, aunque no de forma muy exacta, las búsquedas de una palabra clave, y el resultado te lo muestra por período de tiempo, geográficamente… y puedes segmentarlo por categoría y por tipo de búsqueda.

En nuestro caso, éste es el resultado para la palabra clave “vino de alicante”

Una vez sepamos cuáles son las búsquedas más comunes y cuáles debemos desechar, el siguiente paso será analizar el grado de competencia que tiene cada una de ellas, aunque este otro concepto, también muy interesante de desarrollar, lo dejaremos para el siguiente artículo.

Conclusión

Tenemos la suerte de tener un negocio de distribución de alimentos y bebidas que nos brinda una abanico enorme de posibilidades, debido a la gran variedad de productos con los que trabajamos, para poder estudiar la técnica de long tail. Vamos a aprovecharnos de ello, y a mostrarle a Google o cualquier buscador, todo este contenido, para que lo almacene en sus bases de datos y lo muestre directamente a nuestros clientes.

Este es el fin que queremos obtener. 

Si queréis, podéis dejar vuestras opiniones. Estaré encantado de leerlas y comentarlas con vosotros.

Leave a Reply